El Tarot y el Horóscopo tienen una relación muy directa, no sólo porque ambos sean parte de las artes adivinatorias: cartomancia y astrología son los grandes campos de los que proceden. Cuando leemos un horóscopo, está confeccionado por profesionales de las artes adivinatorias y representa lo que dicen los astros del día de nuestro nacimiento. Es una interpretación de la carta astral simplificada, con un lenguaje mucho más sencillo y claro que da unas pistas sobre lo que nos ocurrirá ese día y nos ayudará a tomar decisiones más coherentemente. Horóscopo y tarot, como veremos, pueden ser la base para interpretar el futuro y conocer nuestro destino.

Horóscopo y Tarot tienen que ver con la clarividencia

Las videntes tienen el don de ver más allá, de ver lo que las personas normales no vemos y tienen un sexto sentido, o una sensibilidad superior a la media. Interpretan el pasado, el presente y lo que va a ocurrir en nuestras vidas, por lo que acudir a ellas puede ayudarnos a tomar decisiones. Además, el tarot sirve para reflexionar, para conocer los entresijos de nuestro destino.

La clarividencia es el don que tienen las videntes y se desarrolla en las predicciones de los signos del zodiaco, o en una tirada de tarot.

Acudir a las mejores tarotistas para el amor

Cuando tenemos dudas sobre el amor, sobre temas relacionados con nuestra pareja o saber si vamos a encontrar a nuestra media naranja, el tarot puede ayudarnos mucho. En internet podemos encontrar testimonios de tarotistas para decidir a cual de ellas podemos acudir, ya que hay muchas.

Para el amor, hay tiradas de cartas específicas, y además, tenemos disponible en Internet gran cantidad de conocimientos antiguos sobre amuletos, rituales o hechizos de amor que nos pueden servir para que nuestra pareja permanezca a nuestro lado y no cometa infidelidades, o para encontrar el amor, o incluso saber si estás embarazada. Es normal que no todas las personas consideren que este tipo de relación de hechizos, con horóscopo y tarot, sean necesarias para ser más felices, pero lo que está claro es que por intentarlo, no perdemos nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *